Kemper Profiler: el replicante

Hace años que os presenté el Fractal Axe FX, el que en aquel momento parecía el procesador o modelador de amplificadores definitivo. Para aquellos que no esteis  muy familiarizados con este concepto, aclarar que un modelador de este tipo lo que hace es imitar digitalmente cualquier amplificador analógico, así como sus recintos (pantallas, altavoces etc) si es necesario. También pedales de efectos. La revolución la comenzó Line 6 con su famoso POD, que actualmente ha ido derivando a la gama Helix de la propia Line 6. Pero el Helix será objeto de otro artículo, no adelantemos acontecimientos.

Decía que desde aquel artículo sobre el AXE Fx ha llovido bastante y si bien el Fractal Axe en su versión más actual sigue siendo un aparato muy a tener en cuenta, se ha producido una revolución (una más) en este inexorable proceso de digitalización. Esta revolución se llama Kemper Profiler.

Ahora bien, empecemos marcando las diferencias entre un “profiler” como el Kemper y un modelador o unidad de procesado como el Fractal Axe.

El Kemper, y esto es lo revolucionario, no es tanto un simulador de amplis analógicos. Este bicho tiene la capacidad de escuchar cualquier ampli, analizarlo y replicarlo para lograr un tono lo más parecido posible al original. Sus puntos fuertes (si lo habéis probado sabéis de lo que hablo) son por lo tanto su capacidad de respetar mucho la dinámica y tener un sonido y comportamiento realmente orgánico. Eso no quiere decir que solo puedas usar perfiles de amplis que han sido analizados por tu Kemper, ojo. Es decir, puedes usar tanto sonidos o perfiles de amplis como usar el propio Kemper para “perfilar” o imitar el sonido de cualquier ampli, cabezal o setting que te guste. Acojonante.

El Kemper no es barato pero, teniendo en cuenta el coste real de un buen equipo a válvulas y la versatilidad y flexibilidad que ofrece este aparato, tampoco me parece caro.

Pincha AQUÍ para ver como se cotiza en Amazon.

Os ilustro con un vídeo en el que podéis ver al Kemper replicando el sonido de un Tone King Imperial.

La sensación cuando usas un Kemper es la de estar tocando con el ampli original a todos los niveles y eso es lo alucinante. Su portabilidad y flexibilidad a la hora de usarlo en estudio o en directo hacen el resto.

Por último, una review del Kemper en español en la que queda todo muy bien explicado:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.